De la dejadez a la desolación en la XXVIII Media Maratón de Tacoronte.
lunes, 18 de diciembre de 2017
0

Los Socialistas de Tacoronte muestran su preocupación y tristeza por la gestión realizada por parte de Álvaro Dávila como Concejal de Deportes y Alcalde ante la prueba más antigua de Canarias.

Con la llegada del mes diciembre tiene lugar la tan esperada Media Maratón de la Ciudad de Tacoronte, y que en este año cumplía su vigésima octava edición, siendo la más antigua de Canarias. Un punto de encuentro para centenares de atletas (amateurs y aficionados) que cada año acuden ilusionados a participar en esta carrera tan señalada en el calendario llegando a contar en alguna de sus ediciones con la participación de Martín Fiz o Tere Linares entre otros. Considerada una seña de identidad para Tacoronte el Ayuntamiento está obligado a cuidar los detalles de su gestión y potenciar.

La edición del presente año (XXVIII) se ha desarrollado sobre un recorrido diferente a las citas anteriores, lo que ha conllevado un gran malestar en los participantes de la prueba. Estas circunstancia ya hacían presagiar una pérdida de interés por parte de los atletas y que por desgracia se han visto reflejadas en la caída considerable de inscritos; 122 corredores en la de 9,5 km y 92 corredores en la de 21 km; casi 600 participantes menos que en ediciones anteriores y con un manifiesto malestar generalizado por parte de los participantes por las características del nuevo recorrido. Estos datos están muy alejados de ediciones anteriores y que vaticinan un futuro incierto para la cita deportiva si no se depuran responsabilidades y se reconsidera las características de la misma.

El Ayuntamiento de Tacoronte publicaba en su web el día 20 de noviembre un comunicado donde deriva la responsabilidad a la hora de no mantener el trazado tradicional al Cabildo Insular de Tenerife al no conceder las autorizaciones para el cierre de la Carretera General (TF-152), con lo que se han visto obligados a modificar el recorrido, explican. Las consecuencias han sido catastróficas para una prueba de estas características e importancia para este municipio. Las críticas se dejaban oír en los corrillos de muchos de los asistentes, corredores y visitantes entre otros. Expresiones como “se han cargado la maratón; este recorrido es un desastre; es de montaña; no volvemos; la última pendiente es inadmisible; ha pasado de ser una prueba de tiempo a ser de resistencia” y así un sin fin de comentarios negativos que deben hacer reflexionar a los responsables que el evento no ha estado a la altura de lo que se esperaba dado cuenta que la organización depende directamente del área de Deportes del Ayuntamiento. Por ello, los Socialista de Tacoronte exigimos que el Alcalde Álvaro Dávila, y Concejal de Deportes, asuma su responsabilidad y busque soluciones para reconducir la imagen negativa que se ha generado fruto de su gestión.

Los Socialistas consideramos que la baja participación y el malestar generalizado es propiciado por la falta de gestión del Alcalde y su Grupo de Gobierno, dado que si la excusa aludida para los cambios en el recorrido están motivadas por la negativa del Cabildo de autorizar el paso por vías insulares contemplamos como en las más de 170 pruebas atléticas que se desarrollan a lo largo del año en Tenerife 50 tienen parte de su recorrido por carreteras insulares, competencia de las misma administración. Son muchas más las cuestiones que denotan la falta de planificación y de compromiso por parte del Grupo de Gobierno, pero la escasez de medios humanos y técnicos para la organización de este evento quedaron muy de manifiesto. Una prueba de esta importancia no se organiza con favores y fotos en las redes sociales, sino con planificación y gestión directa del responsable del área de Deportes, que se da la circunstancia que ostenta el mismo Alcalde, Álvaro Dávila.

Los Socialistas de Tacoronte mostramos nuestra preocupación y tristeza por las estampa vivida en el día de hoy con motivo de la XXVIII Media Maratón Ciudad de Tacoronte, por lo que pediremos explicaciones y la depuración de responsabilidad por lo sucedido realizando cuantas gestiones estén en nuestras manos para que no vuelva a ocurrir y la prueba vuelva a recuperar el prestigio merecedor de ser la más antigua de Canarias.